serum crema diferencias¿Utilizo un serum? ¿O una crema? ¿Mejor ambos? Con la cantidad de productos para el cuidado de la piel que hay en el mercado, es normal hacerse un lío a la hora de elegir un producto para un problema concreto.

Realmente, ¿hay alguna diferencia entre estos dos cosméticos? La respuesta es “sí”, pero hay que entender cuáles son estas diferencias antes de ir de compras para elegir acertadamente.

¿En qué se diferencian los serums y las cremas?

Sus principales diferencias son su función y su peso. La función de una crema es básicamente hidratar la piel y evitar la pérdida de humedad.

Los serums pueden aportar algo de hidratación, pero su propósito es ofrecer beneficios adicionales o diferentes a la tez.

Los sueros pueden tratar desde las arrugas y la flacidez hasta la hiperpigmentación y las cicatrices. Aunque algunas cremas pueden contener ingredientes beneficiosos, generalmente no son tan eficaces en la corrección y el tratamiento como los serums.

Esto se debe a que los serums son generalmente mucho más ligeros que las lociones, lo que significa que los primeros pueden penetrar mucho más profundamente.

Con altas concentraciones de activos funcionales, son infinitamente más efectivos en el tratamiento de problemas de piel.

Las cremas son más pesadas, y se quedan en la epidermis, que es la capa superior de la piel. No pueden llegar mucho más lejos que esa capa, incluso si tienen una consistencia ligera.

Entonces ¿Cuál elegir? No se trata de escoger entre uno u otro producto, sino del uso y el momento de la aplicación. La aplicación combinada de ambos cosméticos de forma regular es lo que garantizará el éxito de tu rutina de belleza.

¿Qué es un serum y para qué se utiliza?

Los serums faciales se consideran uno de los productos antienvejecimiento más eficaces debido a la concentración de sus ingredientes activos.

Las altas concentraciones de activos están pensadas para penetrar en la dermis más rápido y más fácilmente que las lociones, porque no están diluidas con el humectante.

A veces denominados “booster” o “sueros”, los serums se dirigen a un problema específico de la piel. Por ejemplo, los sueros con ingredientes como la vitamina C trabajan para pulir la epidermis, para que la piel tenga una apariencia más juvenil y luminosa después de sólo unas pocas semanas de uso.

Usar un serum iluminador como tratamiento para las manchas o hiperpigmentaciones puede funcionar mejor que usar un humectante iluminador en todo el rostro.

Los puedes encontrar en todo tipo de envases, desde botes airlees, hasta recipientes de cristal con gotero, pero al ser una textura tan líquida, no suelen presentarse en tarros bajos con tapa.

Eso sí, suelen ser más caros que otros productos para el cuidado de la piel, pero como están llenos de ingredientes potentes, muy poca cantidad cunde mucho.

Este es el producto que estoy utilizando ahora mismo, y me va de perlas.

Cómo utilizarlo

Se debe aplicar siempre antes de cualquier producto después de la limpieza, cuando la dermis está más receptiva. Sólo necesitas un par de gotas para extenderlas con un suave masaje en el rostro, cuello y escote.

Una vez que lo apliques, es esencial dejar que penetre completamente en tus poros antes de agregar cualquier otra loción encima.

Después de que se absorba completamente, ya puedes aplicar una crema hidratante para fijar los ingredientes activos que se encuentran en el suero.

Puede utilizarse tanto por la mañana como por la noche. No está pensado para sustituir a tu hidratante, pero puede utilizarse para potenciar sus efectos hidratantes.

Cuándo empezar a utilizarlo

La renovación celular y las defensas antioxidantes comienzan a disminuir a partir de los 30 años. A partir de ese periodo, lo mejor es optar por un serum que tenga vitamina C y vitamina E, diariamente.

Yo los comparo con unos extintores que apagan la inflamación causada por los radicales libres inducidos por los rayos ultravioleta y la contaminación.

¿Quieres saber cuáles son los mejores? Aquí tienes una selección con los que más me gustan.

¿Qué es una crema y para qué se utiliza?

“Crema” es un término comodín para todo tipo de cosméticos, desde la típica crema hidratante hasta las nutritivas de día y de noche, pasando por las anti-manchas o las antiarrugas.

La mayoría de estas variedades ofrecen una mezcla de hidratación, nutrientes y protección solar. Las lociones antienvejecimiento son hidratantes con ingredientes clave que suavizan las líneas finas y las arrugas.

Algunas lociones antienvejecimiento también están destinadas a dar brillo a la piel.

A diferencia de un serum -que podría secar o sobreexfoliar el cutis, dependiendo de los ingredientes-, una loción es más suave y puede ser aplicada tanto por la mañana como por la noche.

Otra cualidad de las cremas que es beneficiosa para tu tez, independientemente de la edad, es la protección FPS que a menudo se incluye como parte de la fórmula.

Más que cualquier otra táctica antienvejecimiento que pruebes, mantener tus poros protegidos del sol es el remedio más eficaz a largo plazo contra el fotoenvejecimiento prematuro.

Cómo utilizarla

Ten en cuenta que debes encontrar una loción hidratante o antienvejecimiento que sea compatible con tu tipo de piel.

Debes comprobar que no estás añadiendo aceite extra si tu cutis es graso y propenso al acné. Además, es mejor evitar los productos que incluyan un agente secante -como el alcohol- si tienes problemas de sequedad o deshidratación.

Se añaden justo después del serum, una vez que se ha absorbido, y antes del protector solar.

Cuándo empezar a utilizarla

¡Ahora mismo! La hidratación con filtro solar debe ser parte de tu régimen diario, sin importar la edad ni las preocupaciones que tengas. Cuanto antes empieces, mejores serán los resultados.

Conclusión

Ambos cosméticos ayudan a la piel de diferentes maneras. A veces un serum por sí solo será suficiente para lo que tu epidermis necesita; y otras veces te darás cuenta de que necesitas tanto un suero como una crema.

Diferencias entre serum y crema
5 (100%) 1 vote