Todo el mundo está de acuerdo, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en que si se quiere evitar la transmisión de enfermedades, incluido el novedoso coronavirus, la mejor manera de hacerlo es lavarse bien las manos con agua y jabón, y evitar tocarse la cara.

Todavía hay stock de algunos geles desinfectantes. Aunque es bastante difícil de encontrar este producto debido al incremento de sus ventas, aquí tienes un producto del que todavía hay unidades:

De todas maneras, tienes el listado actualizado cada 4 horas en nuestro artículo de los mejores geles hidroalcohólicos.

Pero si estás viajando, o no tienes acceso a agua y jabón, lo mejor que puedes hacer es usar un gel hidroalcohólico, que es un antiséptico fantástico para las manos.

¿No puedes encontrar uno? No me extraña, sus ventas han aumentado un 255%. Con el aumento de la histeria sobre el brote de coronavirus, los desinfectantes de manos se están volviendo difíciles, si no imposibles, de encontrar.

Sólo tienes que hacer una búsqueda rápida en Amazon para ver la mayoría de los geles hidroalcohólicos y desinfectantes de manos agotados.

 

gel desinfectante casero

Sin embargo, si realmente quieres utilizar algo para ayudar a desinfectar tus manos, y no puedes encontrar nada en tu supermercado local ni en tiendas online, puedes hacer tu propio gel casero. ¡Y no es nada difícil!

Hay muchas recetas online, y todas difieren ligeramente (por ejemplo, algunos recomiendan añadir un aceite esencial para darle olor, mientras que otros mantienen ese paso opcional).

Pero hay un acuerdo general, para que el gel desinfectante de manos sea eficaz: debe tener una concentración de al menos 60 por ciento de alcohol isopropílico.

También te interesa: Gel desinfectante de manos de Mercadona ¿Funciona?

Puedes ignorar la sugerencia ocasional de usar vodka en lugar de alcohol isopropílico, ya que muchos vodkas sólo tienen un 40 por ciento de alcohol, y de todos modos, ¿por qué desperdiciar un buen licor?

Y para estabilizarlo y proteger las manos de la irritación y la sequedad, lo vamos a mezclar con gel de aloe vera en una proporción 2:1 (dos tercios de alcohol isopropílico al 99% y un tercio de gel de aloe vera).

Cómo hacer tu propia fórmula desinfectante para las manos

ingredientes gel hidroalcoholico

Ingredientes:

  • 2/3 de taza de alcohol isopropílico al 91%
  • 1/3 taza de gel de aloe vera
  • 8-10 gotas del aceite esencial en tu elección
  • Bol de mezcla pequeño o mediano
  • Cuchara
  • Un envase vacío, como una botella de plástico o un pequeño frasco de cristal

Qué hacer:

  1. Mezcla el alcohol isopropílico y el gel de aloe vera en el bol hasta que estén bien mezclados.
  2. A continuación, añade 8-10 gotas del aceite esencial que desees.
  3. Remueve el aceite hasta que se incorpore completamente.
  4. Vierte el desinfectante casero en el envase vacío y ciérralo.
  5. Etiquétalo con el nombre y pon la fecha.

Cuando se sigue exactamente, esta receta produce un desinfectante para manos con un contenido de alcohol del 60,66 por ciento y cumple con la recomendación de los expertos de un gel hidroalcohólico de al menos un 60 por ciento de contenido de alcohol.

También es importante recordar que según el CDC el uso de agua y jabón es la mejor manera de mantener las manos libres de gérmenes. Pero en un apuro, el gel de manos es la mejor opción.

Notas

¿Por qué utilizamos gel de aloe vera? Además de darle textura y estabilizar la fórmula, esta encantadora sustancia tiene sus propias propiedades antibacterianas y antimicóticas, y también hace el doble de trabajo como hidratante, manteniendo tus manos suaves y seguras para que no se resequen.

En esta receta funciona como la sustancia portadora, así como para diluir los aceites esenciales.

Uno de los ingredientes clave de este desinfectante de manos casero son los aceites esenciales.

Los aceites esenciales no sólo añaden una fragancia encantadora al producto, sino que cada aceite esencial puede tener beneficios específicos para la salud.

Algunos aceites esenciales pueden combatir las bacterias de forma natural (¡perfectos para un desinfectante de manos!).

Utilizamos lavanda, naranja dulce y geranio para crear diferentes desinfectantes de manos.

La lavanda es ampliamente conocida como un ingrediente calmante, pero puede que no sepas que es un antibacteriano que ayuda a reforzar tu sistema inmunológico.

El geranio es genial para tu piel porque estimula la circulación sanguínea. Decidí usar también aceite esencial de naranja dulce porque me encantan los aromas cítricos, y el aceite de naranja es un maravilloso desinfectante.

Estos son sólo algunos de mis aceites esenciales favoritos, pero puedes añadir el que prefieras.

El aceite del árbol del té, por ejemplo, es bien conocido por su capacidad de matar varias formas de bacterias, virus y hongos al contacto, gracias a su principal componente antimicrobiano, Terpinen-4-ol.

Las pruebas in vitro (en un tubo de ensayo o en un plato de cultivo) han demostrado que puede ser eficaz contra gérmenes que van desde el estafilococo hasta la E. coli.

Cómo utilizar el gel antiséptico

De nada sirve que hagas el mejor gel hidroalcohólico del mundo si no lo utilizas correctamente.

El gel desinfectante sólo es efectivo si lo aplicas sobre la piel seca, te cubres bien las manos con el, y las dejas secar completamente.

Echarse unas gotas en las palmas de las manos y luego limpiarse las manos no va a ayudar en absoluto.

Si tienes las manos muy sucias o grasosas, entonces, según los expertos, un desinfectante de manos no va a hacer mucho. En este caso es mejor que te las laves con jabón, y mantenerlas alejadas de la cara.

Oh, ¿y sobre tu teléfono? No hay mucha información (o preocupación) sobre la propagación de infecciones a través de tus dispositivos móviles, así que no te preocupes.

Sin embargo, como tu teléfono es, según los CDC, una “superficie de alto contacto”, si te preocupa que se haya compartido con alguien que posiblemente haya estado expuesto, puedes usar toallitas con alcohol para limpiarlo.

La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar la exposición y tomar medidas preventivas diarias para ayudar a extinguir el contagio.

Esto incluye lavarse las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de sonarse la nariz, toser o estornudar.