hacer crecer pestanas¿Tus pestañas son finas, cortas y escasas? Bienvenida al club. Todas queremos que el suelo tiemble cuando pestañeamos, pero en la mayoría de los casos las pestañas de infarto no vienen de serie.

Si ya has probado todos métodos de alargamiento: rímel, postizos, extensiones y liftings de pestañas, es hora de que llegues a la raíz del problema y averigües cómo hacer crecer tus pestañas, en vez de fingir que las tienes largas cuando no es así.

Pero antes de salir y comprar el primer serum que veas en el mercado, tienes que considerar algunos factores muy importantes (después de todo, estamos hablando de tus preciosos ojos).

Antes de ir al fondo de la cuestión, vamos a repasar unos conceptos básicos que probablemente nunca te hayas planteado. ¡Créeme, son importantes!

¿Cuánto tiempo tardan en crecer las pestañas?

Quizás no sepas que todos nacemos con un número determinado de folículos y, por una vez, no son algo que disminuya con la edad.

Sin embargo, cuanto más abusamos de ellos -sí, ponerse postizos y usar rizadores es un abuso-, menos probabilidades hay de que vuelvan a crecer gruesos y sanos.

Además, tienen un ciclo de vida que consta de tres fases:

  1. Catágena, fase latente.
  2. Telógena, fase de desprendimiento.
  3. Anágena, fase de crecimiento.

De esto podemos concluir que nuestros vellos pasan la mayor parte del tiempo en fase inactiva o renovándose, no creciendo, por lo que podemos imaginar que los resultados no son inmediatos.

De hecho, pueden pasar tres meses hasta que crezcan de forma natural. Pero como sabemos que eres impaciente y que quieres resultados inmediatos, te alegrará saber que hay una manera de extender la fase de crecimiento.

¿Cómo se puede estimular el crecimiento de las pestañas?

Quizás hayas oído hablar de los serums de pestañas, a nosotros nos encanta este producto. Estos cosméticos están compuestos por péptidos, vitaminas y extractos naturales que fortalecen el folículo y espesan las fibras con un uso continuado.

Bueno, realmente esto no va a hacer crecer más tiempo, o alargar la fase anágena, pues el único ingrediente probado que puede hacer esto son las prostaglandinas.

Estas sustancias son capaces de modificar el ciclo, prolongando su fase de crecimiento, haciendo crecer más los vellos existentes en pocas semanas.

Pero hay un pero. Las prostaglandinas tienen mala fama por producir efectos secundarios muy indeseables, como causar irritación, inflamación, secar el ojo, o incluso hacer que el iris se oscurezca.

También puede causar decoloración de la piel e irritación en el párpado si se introduce en el ojo. Lo peor es que la mayoría de estos efectos no desaparecen una vez discontinuado el serum, son para siempre.

Por eso, lo más recomendable es evitar las prostaglandinas y sus análogos en los serums, y buscar opciones más naturales y seguras que les proporcionen a los folículos la nutrición e hidratación que necesitan para crecer más sanos y fuertes.

Aquí tienes algunos ingredientes que te ayudarán a hacer crecer tus pestañas:

  • Extracto de mijo: Contiene la molécula miliacina, que estimula la proliferación celular haciendo que crezcan más rápidamente.
  • Ácido hialurónico: El ácido hialurónico siempre es bienvenido, pues hidrata ampliamente las fibras, haciéndolas más gruesas y flexibles.
  • Colágeno: El colágeno es una proteína única, y el vello está hecho de proteínas, así que no puede ir mal. Fortalecerá las fibras y crecerán fuertes y sanas, menos propensas a las roturas.
  • Provitamina B5 (pantenol): Otro gran hidratante que mejora la resistencia de las fibras, haciendo que sea más difícil su caída o rotura.
  • Aceite de ricino: Es posible que hayas oído hablar de él o incluso que lo hayas usado antes, pero es especialmente adecuado para el crecimiento natural. Ayuda a combatir la inflamación y promover el crecimiento del cabello. Aquí te lo explicamos mejor.
  • Aceite de coco: Funciona de manera diferente al aceite de ricino, pero sigue siendo una gran herramienta para el crecimiento de unas fibras largas y fuertes. Tiene una alta afinidad por las proteínas del cabello, y puede penetrar profundamente dentro del folículo, haciendo que los vellos estén bien nutridos.

Puedes utilizarlos dentro de los serums, o como ingrediente natural en solitario. Aquí tienes las mejores opciones de serums para cuidar tus pestañas.

Lo que tienes que evitar para cuidar de tus pestañas

Quizás no las haga crecer, pero hay muchos gestos que puedes evitar para evitar su rotura o caída prematura.

Debes ser prudente con -o evitar- los postizos. Pueden causar irritación debido al pegamento que tienen, y no tienen un beneficio real a largo plazo. Al contrario, el frotamiento necesario para eliminarlas hace que corran el riesgo de romperse.

Además del uso excesivo de las pestañas postizas, el rizado constante también debilita y daña las fibras. Cada vez que las estrujas con el rizador, estás causando un minitraumatismo. Y si estos se repiten a menudo, se acaban cayendo.

Lo mismo ocurre si no te quitas el maquillaje de los ojos a diario. Los pigmentos y los ingredientes químicos pueden dañar los delicados folículos, por lo que terminarás con unas pestañas más cortas y finas.

Por eso es recomendable también cambiar el rímel cada 3-6 meses, antes de que se contamine el producto.

Pero desmaquíllate los ojos adecuadamente, sin arrastrar o frotar, pues puedes hacer que los vellos se caigan. Empapa un disco de algodón con desmaquillante de ojos o un aceite suave, luego presionarlo sobre las pestañas durante unos segundos, antes de hacer un deslizamiento hacia abajo -en lugar de arrastrar de lado a lado-.

Las aguas micelares son particularmente buenas haciendo esto, son muy suaves y normalmente incluyen ingredientes hidratantes y nutritivos que pueden aumentar su grosor.

Otros remedios caseros que pueden ayudar

Hemos recopilado otros cuatro consejos y trucos que puedes probar si te preguntas cómo conseguir unas pestañas enormes:

La vaselina también es ideal para conseguir un alargamiento. Estimula el crecimiento del cabello y las fibras. Aplícalo antes de acostarte por la noche, y lávalo cuando te despiertes por la mañana.

Masajear el área de los párpados ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y la circulación, lo que estimula el crecimiento.

Simplemente usa las yemas de los dedos -limpias- para masajear suavemente el área del párpado a lo largo de las pestañas. Preferiblemente, hazlo una vez al día o al menos unas cuantas veces a la semana.

También puedes ayudar a que tus pestañas crezcan más tiempo mejorando tu alimentación. Los alimentos ricos en hierro y ácidos grasos omegas deben ser tu recurso más habitual.

El salmón está lleno de ácidos grasos y propiedades antiinflamatorias, que abren los folículos y promueven unas pestañas más sanas, mientras que los alimentos como las espinacas ayudan a los glóbulos rojos a transportar oxígeno a los folículos pilosos y ayudan al crecimiento saludable del cabello.

Una buena ingesta de vitaminas también es esencial. La vitamina B evita que las fibras se vuelvan quebradizas -y se caigan-, la vitamina C ayuda a la producción de colágeno y repara el daño folicular, la vitamina E protege las pestañas de los radicales libres, mientras que la vitamina H estimula el crecimiento y la estimulación.

Los alimentos ricos en proteínas como los huevos y el mijo, así como los alimentos que contienen vitaminas A, C y E también son muy útiles.

Un plato con soja, setas, cacahuetes, verduras verdes y bayas es la megamezcla multivitamínica perfecta.

Los suplementos también pueden ayudar. El sílice o la biotina favorecen el crecimiento del cabello y también afectan a la piel y las uñas. La manera más fácil es tomarlo como un suplemento diario. El efecto notable se puede ver después de unos tres meses.

Cómo hacer crecer las pestañas de forma natural
Valora el artículo