limpiar-rostro¿Sabías que en solo 7 segundos una desconocido crea una percepción sobre tí? Tan solo este tiempo es suficiente para que alguien que acabas de conocer forje una impresión sobre tí. Tu aspecto, tu forma de vestir, lo primero que dices… es crucial para lo que puedan pensar los demás sobre tu personalidad.

Entre otras muchas razones, por eso es muy importante cuidarse la piel de la cara. No solo por tu propia salud, si no para cuidar la imagen que das al exterior.

Una dermis sana, hidratada, nutrida, con aspecto joven y terso da una imagen muy distinta a aquella descuidada, con manchas, imperfecciones e impurezas.

Estar dentro del primer grupo solo lo conseguirás si limpias y cuidas tu piel a diario con los productos adecuados y un proceso medido y pensado para lograr tus objetivos de belleza.

Es muy curioso porque una rutina que a priori es sencilla como lavarse la cara, puede ser tan costosa para algunas personas e incluso dejamos de hacerla por pereza o dejadez sin pensar en las consecuencias. Tendemos a pensar que solo hay que limpiarla si nos maquillamos, y nada más lejos de la realidad.

Descubre aquí por qué es importante lavarse la cara dos veces al día.

Te maquilles o no debes hacerlo ya que multitud de agentes externos como la contaminación o el sudor se posan sobre nuestra piel y penetran hacia el interior a través de los poros.

Esto puede dar lugar a futuras imperfecciones como manchas, acné o impurezas. Además, ahora tienes multitud de productos para llevarlo a cabo.

Limpiador facial casero

limpiador casero

Si vas al mercado encontrarás multitud de opciones para los distintos tipos de piel. Lo primero que tienes que hacer es identificar tu tipo (sensible, seca, grasa, mixta…) y elegir así el cosmético adecuado y que mejor se adapta a tus necesidades.

Pero, ¿y si te digo que no necesitas ir al mercado? Efectivamente puedes crear tu propio limpiador con ingredientes naturales y hacerlo en tu propia casa para que siempre lo tengas a mano. Además será más barato y sabrás 100% la fórmula que has usado.

Desde aquí siempre te voy a recomendar más los productos que compramos ya que están dermatologicamente probados, pero esta alternativa es muy útil también y puede sacarte de más de un apuro cuando no tienes el producto en casa.

A continuación te voy a explicar una receta fácil para elaborar tu propio limpiador facial para que consigas así el mejor aspecto en tu piel. ¡Toma nota!

Vamos a elaborar un limpiador con avena y arcilla. Así que lo primero que tienes que hacer es conseguir ambos ingredientes y los que te explico aquí:

  • Avena: su principal efecto es que es muy hidratante y además la piel lo absorbe con mucha facilidad. Es un poco exfoliarte por lo que es muy bueno para la tez del rostro y no produce irritaciones, si no que calma la dermis mientras nutre.
  • Arcilla: es un ingrediente natural que se usa para prevenir la flacidez y conseguir mayor reafirmación de la dermis. Hace que desaparezcan las toxinas y nos aporta mucha suavidad.
  • Almendras: no solo son un alimento si no que también sirven como elemento hidratante y ayuda a conservar los aceites naturales y mantener el PH de la piel.
  • Flores secas: entre ellas podemos usar la lavanda, rosa y la caléndula. Sus principales propiedades es que calma la dermis y es muy curativa ayudando a mejorar y evitar las imperfecciones.
  • Aceite esencial de lavanda: no te preocupes si tienes la piel sensible o grasa, ya que es útil para todo tipo de pieles. Es un senador de problemas como el acné debido a sus propiedades antiinflamatorias y mejora las cicatrices.

Como has podido comprobar, estos ingredientes podemos conseguirlos fácilmente en cualquier mercado y no son para nada caros.

Los pasos que debemos seguir para realizar este limpiador son muy sencillos y el resultado te va a encantar ya que vas a poder sustituir a ciertos productos que contienen ingredientes químicos. Este es totalmente natural.

Ingredientes

1/4 taza de avena entera

1/4 de taza de arcilla o caolín

2 cucharadas de almendras

1 cucharada de flores secas (como he indicado antes rosa, lavanda y caléndula)

10 gotas de aceite esencial de lavanda

Pasos

  1. Lo primero que vamos a hacer es introducir la avena, las almendras y las flores secas en un batidor o en una máquina para molerlo hasta convertirlo en polvo.
  2. Coge un colador para pasarlo y poder asegurarnos así de que está todo bien molido y no queda ningún trozo grande.
  3. En otro recipiente ve mezclando la arcilla en polvo y el aceite esencial de lavanda
  4. A continuación tienes que batir todo con una cuchara
  5. El siguiente paso es mezclar los ingredientes en un recipiente. Puede ser de vidrio o de cristal, como prefieras.
  6. El resultado que vas a ver de todo esto es un polvillo o granos pequeños.
  7. Para terminar, pon todo el producto en un recipiente de vidrio hermético y te recomiendo que lo cierres con una tapa de plástico.
  8. Para que no haya confusiones etiqueta el bote del limpiador y guarda en un sitio donde la temperara sea fresca.

La mayoría de los limpiadores para la cara se elaboran con jabones que contiene algunos perfumes y que alteran el pH natural de la piel provocando en ocasiones que la piel esté más seca o que se produzcan irritaciones en la dermis.

Como veis, para esta receta solo hemos utilizado ingredientes naturales y así evitaremos efectos negativos sobre la dermis y solo se producirán beneficios en ella.

No te pierdas: Necesidades básicas de cuidado de la piel

¿Cómo utilizarlo?

desmaquillar piel

Este producto que acabamos de crear se puede utilizar de dos maneras posibles: como limpiador facial diario y como una mascarilla de uso semanal.

Si lo quieres usar como limpiador facial diario vamos a hacer lo siguiente:

  • Coge media o una cucharada de los granos de limpieza que hemos creado y mézclalos con un poquito de agua para crear así una especie de pasta
  • Moja un poco tu piel y aplica este producto realizando unos masajes suaves
  • Enjuaga esta mezcla con agua y seca tu piel con cuidado. Recuerda no frotar.
  • Haz esta acción todos los días, preferiblemente antes de que te vayas a dormir y notarás pronto los resultados tan beneficiosos que aporta.

Si lo prefieres utilizar como una mascarilla que uses todas las semanas debes hacer esto otro:

  • Coge dos o tres cucharadas de polvo (en vez de granos como en la anterior) y mézclalo con agua hasta crear una especie de pasta gorda.
  • En esta ocasión aplícalo con los dedos sobre la piel dejándola como si fuera una máscara. Haz movimientos suaves masacrando la piel para lograr exfoliar la dermis y eliminar las células muertas.
  • Déjalo reposar durante 15- 20 minutos y finalmente retíralo con agua templada.
  • Si quieres puedes usar una crema hidratante para finalizar el proceso y que tu piel se quede perfecta.

Descubre en este artículo si estás cometiendo algún error al lavarte la tez.

Como puedes ver no es el típico limpiador o jabón que utilizamos habitualmente y que encontramos en el mercado. Este tiene diferentes usos y ya sabes que sus ingredientes son totalmente naturales. Limpia y además tonifica y exfolia tu dermis.

Te recomiendo que lo uses con asiduidad y notarás como tu piel da un giro de 90 grados y se ve mucho más sana, luminosa e hidratada.

¿Por qué es tan importante lavarse la cara?

¿A que no se te pasa por la cabeza llegar a casa después de un día fuera y no lavarte las manos antes de comer? Pues lo mismo debería pasar con la cara.

Son muchos los agentes externos que inciden en nuestra piel y pueden hacernos daño. El polvo, la contaminación, el maquillaje o incluso algunas cremas pueden herir nuestro tejido epitelial sin que nos demos cuenta.

No te pierdas: Doble limpieza facial: el secreto de las coreanas para tener la piel perfecta

Penetran en el interior de los poros y se pueden crear problemas futuros como el acné, manchas o imperfecciones, que se pueden evitar con una correcta limpieza.

Además, no es necesario que te maquilles a diario para realizar una limpieza todos los días. Por tanto, siempre por la noche deberías limpiar tu rostro y es recomendable también hacerlo por la mañana.

La salud de tu cara está en tus manos y solo tu puedes prevenir la aparición de puntos negros o acné.

¿Vas a ayudar a la salud de tu rostro?