hidratanteDe todas las cosas que tienes que hacer por la mañana, hidratar tu piel es una de las más importantes, pues la hidratación diaria es vital para tener una piel sana y bonita.

No importa el tipo de piel que tengas, necesitas usar la crema o loción más adecuada para hidratar tu dermis. Esto ayudará a mantenerla radiante y luminosa durante todo el día.

Nuestra piel es el órgano más grande del cuerpo, y requiere atención regular para mantenerse joven, libre de imperfecciones y en buen estado.

Para demostrártelo con hechos, vamos a ver lo importante que es la hidratación regular para tu piel, cómo elegir un producto correcto, y cómo y cuándo utilizarlo.

¿Cuál es la función de un hidratante?

Básicamente, asegurarse de que la piel reciba toda el agua que necesita para combatir la sequedad y la deshidratación, los signos prematuros del envejecimiento y el daño ambiental.

Si la tez está hidratada, las células cutáneas estarán hinchadas de agua, reflejando así bien la luz. Si está deshidratada, las células están secas y arrugadas, lo que lleva a una piel sin brillo.

Esto significa que cuando te aplicas un hidratante tópico, estás infundiendo agua a tus células y mejorando la capacidad de tu dermis para absorber la humedad y los nutrientes.

Descubre aquí cuáles son los Mejores Hidratantes Faciales.

Beneficios de la hidratación regular

Combate las arrugas

Esa sensación de firmeza en la cara después de aplicar una crema hidratante no es una ilusión.

Si el cutis está seco, se compromete la barrera cutánea, y si esto ocurre, se produce una inflamación crónica de bajo grado en la piel. Esta inflamación conduce a una descomposición del colágeno y al envejecimiento prematuro.

Así que se puede afirmar que utilizar una crema hidratante hoy, evita o retrasa la formación de arrugas más adelante. Incluso puede hacer que las líneas que ya tienes formadas se vean más finas, pues al estar humectada la epidermis está más rellena.

Evita la piel opaca y escamosa

En invierno, el frío y el aire seco puede deshidratar la piel y despojarla de lípidos, que son parte de su capa exterior protectora. Si esto ocurre, los irritantes pueden entrar más fácilmente y causar enrojecimiento y descamación.

Pero se puede mantener en buenas condiciones con una hidratación regular.

Mantiene la barrera de la piel a rendimiento óptimo

Muchos de los ingredientes más efectivos para el cuidado de la piel como los retinoides, el ácido salicílico y el peróxido de benzoilo tienden a ser muy resecantes.

Y si además no hidratamos la tez, corremos el riesgo de sufrir efectos secundarios incómodos, como enrojecimiento y descamación de la tez que se producen cuando la barrera lipídica se ve comprometida.

Los humectantes retienen el agua en la capa más externa, la epidermis, y también actúan como una barrera que protege la tez de los rayos dañinos del sol, el viento, la contaminación, etc.

Previene el acné

Suena contradictorio, pero la crema hidratante es tu mejor amiga si tienes imperfecciones, pues la sequedad empeora el acné. Si tienes miedo de que te aporte más grasa, elige un producto que se adapte a tus necesidades: para pieles propensas al acné, utiliza una crema hidratante no comedogénica, sin aceite y sin fragancia.

Reduce la aparición de manchas

La hidratación puede reducir la aparición de más manchas. Una tez recién hidratada tiene un brillo saludable que puede igualar el tono desparejo.

Ayuda a mantener tu piel más joven

Las áreas más sensibles, el rostro, las orejas, el cuello y el escote tienen una frecuencia de regeneración más alta que el resto del cuerpo.

Esta pérdida diaria de células cutáneas deja estas áreas vulnerables a la sequedad y a los elementos, de hecho, son las áreas de mayor riesgo para el cáncer de piel.

Pero una correcta hidratación puede ayudar a darle a tu tez sensible el impulso que necesita para repararse a sí misma y mantenerse saludable.

Reduce los picores y la tirantez

¿Sabes esa sensación de tirantez y picazón que tiene tu piel cuando acabas de salir de la ducha? Imagínate la sensación cuando no la hidratas durante varios días.

Un cutis hidratado deja una sensación confortable, para que estés a gusto en tu propia piel.

Deja una base perfecta para aplicar el maquillaje

Si la tez está seca al maquillarla, éste no se asentará bien y se notarán las líneas del maquillaje. El maquillaje se adhiere a las áreas secas de la tez e incluso se filtra en las líneas finas.

Por eso, para obtener mejores resultados, aplica una crema hidratante y espera a que se absorba antes de usar la base de maquillaje.

Consejo extra: Usa un bálsamo labial antes de ponerte el pinta labios para obtener un color duradero y una textura lisa.

Qué crema hidratante usar

Hay un gran número de productos hidratantes disponibles en el mercado, pero no todos son adecuados para todas las pieles.

Es importante encontrar el humectante adecuado para ti personalmente, lo que va a depender de muchos factores: tu tipo de piel, tu edad y si estás sufriendo de condiciones específicas como acné, espinillas, eczema, etc, y tus gustos personales.

Para elegir la crema hidratante perfecta, ten en cuenta las siguientes pautas:

  • Normal: Este tipo es el ideal, pues no es ni demasiado seca ni demasiado grasa. Para mantenerla en ese preciado equilibrio, utiliza una crema hidratante con base de agua que tenga una consistencia ligera y no grasa.
  • Seca: La tez seca debe elegir un humectante que le devuelva la humedad perdida. Elige una crema espesa con base de aceite que contenga ingredientes hidratantes, emolientes, y oclusivos para evitar la evaporación.
  • Grasa: Los poros abiertos y el acné es un problema muy habitual para quienes tienen el cutis graso. Pero no confundas grasa con hidratación, sigue siendo necesario hidratar esta piel, pero elige un producto adecuado que sea ligero y no aporte más grasa.
  • Sensible: Deben usar un humectante que contenga ingredientes calmantes como avena, manzanilla o aloe vera, y asegurarse de que el producto no contenga fragancias, colorantes, alcohol o ácidos, que son secantes e irritantes.
  • Madura: El envejecimiento reduce las glándulas sebáceas, lo que seca la piel. Para mantener el cutis suave y bien hidratado, opta por una crema a base de aceite que contenga oclusivos, junto con antioxidantes, péptidos o extractos botánicos para combatir los signos del envejecimiento, como arrugas, líneas finas, manchas de la edad, etc.

Otros factores a tener en cuenta a la hora de elegir producto:

Comprueba los ingredientes

El ácido hialurónico y la vitamina B5 aumentan la firmeza y los niveles de humedad. Las vitaminas antioxidantes C y E ayudan a proteger las células nueva y a combatir el daño cutáneo. El colágeno hidrolizado puede hidratar en profundidad y alisar los tejidos.

Aquí tienes un análisis de las Mejores Cremas con Colágeno.

Evita los parabenos, el alcohol y cualquier ingrediente irritante.

Un punto importante a recordar es optar por una crema que contenga un factor de protección solar, de 15 para arriba, para proteger la epidermis del daño solar.

Opta por opciones no comedogénicas (no obstruyen los poros), hipoalergénicas y probadas por un dermatólogo.

No es necesario comprar el producto más caro. El precio no tiene una relación infalible con la eficacia o la calidad de los ingredientes.

Elige la textura

Hay cremas más espesas y otras más ligeras, todo dependerá del grado de sequedad que tengas y tus gustos personales. Pero ¡ojo! Desecha las cremas que te dejen una sensación grasienta o pesada sobre el rostro.

Es probable que tengas que experimentar con varios productos hasta encontrar el que mejor le va a tu tez.

Cuándo y cómo hidratar

Los momentos más importantes para usar la crema hidratante son después del baño o limpieza, afeitado o exfoliación. Para algunas personas, esto puede ser dos veces al día.

Aplica la crema inmediatamente después de secar la piel después de la limpieza o el baño, aprovechando que la superficie todavía está húmeda. De esta forma el producto penetrará más adecuadamente.

Si dejas pasar demasiado tiempo, la humedad puede evaporarse llevándose consigo la humedad natural de tu tez.

También es importante hacerlo después de la ducha pues el agua caliente elimina toda la humedad y los aceites de la piel, dejándola reseca. Aunque el agua caliente puede ser relajante, también causa estragos en la tez.

Otros consejos a tener en cuenta para prevenir la deshidratación

Ahora que ya sabes porque la hidratación es tan importante para una tez sana, también debes conocer otras formas de mantener la tez hidratada.

  • Vigila la temperatura del agua. Las duchas y baños calientes no son buenos para tu tez. Dúchate menos tiempo y con agua tibia en vez de caliente. Verás la diferencia en tu piel.
  • No frotes tu piel. Después de la ducha o la limpieza facial, seca suavemente el cutis en vez de arrastrarla o frotarla. Si lo hacer a palmaditas, la cutis retendrá más humedad, la cual se sellará cuando la hidrates.
  • Bebe más agua. La humedad de tu piel también proviene de tu cuerpo. Bebe por lo menos 2 litros de agua todos los días.
  • Utiliza limpiadores y geles suaves. Los jabones y limpiadores que contienen alcohol eliminan los aceites naturales de la tez. Busca un producto suave y sin fragancia que contenga minerales y vitaminas.
  • Usa un humidificador. Si es necesario, un humidificador puede añadir la humedad necesaria al aire seco para que tu piel no se reseque aún más.
  • Presta especial atención a tus manos. Las manos muestran los efectos de un ambiente seco más que cualquier otra parte del cuerpo. Aplica la crema de manos después de cada lavado de manos.
  • Utiliza protector solar cuando estés al aire libre. Nada salvará tu tez mejor que protegerla de los dañinos rayos UV del sol. Usa un protector solar con un factor de protección solar de 30 a 50, dependiendo de las actividades que vas a realizar al aire libre.
  • No te olvides de los labios. Ten listo el bálsamo labial y aplícalo frecuentemente para ayudar a sanar los labios secos y agrietados. Los dermatólogos recomiendan usar un bálsamo labial que tenga un FPS de al menos 30. Esto puede ayudar a reducir los signos de envejecimiento y el cáncer de piel en los labios.

Si sufres de piel seca y estos consejos no te traen alivio, consulta con tu médico. La tez muy seca y escamosa puede requerir la atención de un profesional médico. Un dermatólogo puede examinarte y explicarte lo que puede ayudarte a aliviar la sequedad o la irritación.

Si la crema hidratante no resuelve el problema, podría ser una señal de un problema de salud subyacente, así que no dudes en hablar con tu médico.

Cómo mantener la piel hidratada: consejos y recomendaciones
Valora el artículo