reafirmar pielA menudo cambiamos nuestros hábitos para lucir mejor aspecto y quitarnos los kilos de más que los excesos nos provocan. Sin embargo, conseguir el objetivo de estar más delgado también lleva aparejada la flacidez en aquellas zonas del cuerpo donde la pérdida de peso ha sido más llamativa.

Si has adelgazado recientemente es posible que tu piel haya sufrido cambios y notes que la dermis no está tan tonificada.

Esto es debido a que el colágeno y la elastina, que son los encargados de dar fuerza y elasticidad al tejido epitelial, se han debilitado tras una gran perdida de grasa corporal.

Ante todo, ¡no te desesperes! Hay muchos motivos para ser optimista. Lo principal es sentirte seguro de tí mismo y siempre tener ganas de mejorar.

En este caso, hay soluciones para tu problema, y aunque debes ser paciente y mantener una constancia, los cambios llegarán cuando menos te lo esperes.

Lo primero es encontrar el método que mejor se adapta a lo que buscas y necesitas. Actualmente son muchos los posibles tratamientos para acabar con la flacidez y mejorar tu aspecto.

Para descubrir el que mejor se adapta a tí solo tienes que continuar leyendo y… ¡seguir nuestros consejos!

Qué comer para mejorar tu piel

alimentos colageno

Una dieta sana y equilibrada es clave para conseguir no solo una buena salud interior sino también exterior.

Nuestra alimentación tiene un papel muy importante en todo nuestro organismo, tanto es así que ayuda a prevenir enfermedades y a luchar contra ellas, nos permite estar más vitales y mejora el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Si cuidamos nuestro aparato digestivo, la piel conseguirá obtener multitud de beneficios.

Lo primero que debemos hacer es beber abundante agua. Si para ti es difícil consumir dos litros de agua diarios, prueba a comer fruta o batidos naturales. Las infusiones también son una gran opción.

El segundo consejo sería tener una alimentación rica en proteínas. Éstas son muy favorables para el crecimiento del músculo y pueden ser de origen vegetal o animal. Algunos alimentos recomendados son el salmón, pollo o huevo, entre otros. Todos ellos deben hacerse a la plancha, al horno, o cocidos.

Por otro lado, hay que consumir alimentos que contengan Vitamina C y E, ya que son reparadores epidérmicos.

La primera de ellas está presente en frutas y verduras, sobre todo en cítricos como la naranja. Recuerda que siempre es mejor que te comas la pieza de fruta, en vez de el zumo.

La segunda la podemos encontrar en frutos secos como las nueces o las avellanas, en aceites vegetales o en semillas.

La vitamina E es una buena opción para aquellos que sean vegetarianos. Podéis añadir a vuestra dieta las legumbres y la rúcula, entre otros.

No te olvides tampoco de ingerir alimentos que ayuden a la producción de colágeno como frutos secos, alcachofas… y en general, alimentos antioxidantes y ricos en vitaminas.

Para terminar, recuerda que la grasa saludable es necesaria y que debes consumirla. Deshazte de la bollería industrial e intenta evitar la sal y las bebidas alcohólicas.

Pronto sentirás como cuidándote por dentro, tu aspecto físico mejora notablemente.

La actividad física, pieza clave contra la flacidez

ejercicio

Todos hemos escuchado que el deporte nos aporta energía, nos ayuda a perder peso, contribuye a mejorar el sueño y fortalece nuestro sistema inmunitario. Pero, ¿sabías que también es increíblemente beneficioso para mejorar el estado de nuestra piel?

Junto con la alimentación es el mejor tratamiento para conseguir unos rápidos resultados en tu cuerpo.

Y desde aquí rompemos el mito de que hacer deporte supone un gran esfuerzo y es aburrido. No es necesario ni siquiera que salgas de casa. Desde tu hogar puedes realizar unas rutinas infalibles para tonificar tu cuerpo.

Lo primero que debes hacer es encontrar las zonas que deseas mejorar. De esta manera será más fácil detectar los ejercicios específicos que funcionarán para conseguir tus objetivos.

Sabiendo que el abdomen, el glúteo y los brazos son las áreas con más tendencia a reunir la grasa corporal debemos tener en cuenta una serie de simples ejercicios para combatir el problema.

Las sentadillas tienen que formar parte de tu entrenamiento si quieres tonificar los glúteos y las piernas.

Las planchas son las mejores amigas de un vientre plano y duro. Recuerda realizarlas con el glúteo contraído en línea con la espalda para que tu lumbar no se resienta y consigas el efecto deseado.

Para los brazos sería conveniente utilizar unas pesas de al menos 1 kg y realizar ejercicios de hombro, bíceps y tríceps para acabar con la piel muerta de esta zona.

Empieza la rutina con un poco de cardio en cinta durante al menos 20 minutos y dedícale al resto un mínimo de 10 minutos 4 días a la semana. ¡Notarás los cambios muy pronto!

Te interesa: Los mejores ejercicios para acabar con la celulitis.

La cosmética: tu gran aliada

cosmetica

Ya hemos hablado de la alimentación y la actividad física. Ambas son muy importantes y son la base ya que son las que ayudarán a cambiar tu cuerpo por dentro y por fuera.

Pero sin duda, existen unos productos que nos ayudan mucho a mejorar una vez cumplimos los dos parámetros anteriormente mencionados, esos son los productos cosméticos.

Descubre aquí las mejores cremas reafirmantes corporales del mercado.

Está muy de moda el ácido hialurónico y lo cierto es que tiene una gran variedad de beneficios. Hidrata, reafirma, rellena y suaviza la piel. Es, sin duda, una sustancia muy apta y que se asimila muy fácilmente ya que nuestro cuerpo lo produce por sí solo.

La vitamina C es otro gran producto dentro de la estética ya que su participación es fundamental para la creación del colágeno, que como ya hemos hablado es el elemento que ayuda a mantener unidos los tejidos del cuerpo.

Entre las propiedades de la Vitamina C encontramos dar luminosidad, alisar la dermis y evitar las arrugas.

Mi crema favorita es la de Akento Cosmetics, aquí tienes mi experiencia con ella.

Elijas la crema que elijas debes seguir las indicaciones del producto y por lo general, aplicarla tanto antes de irte a dormir como nada más levantarte.

Otro consejo muy útil sería exfoliarte la capa epitelial una vez a la semana, sobre todo en las zonas donde más lo necesites.

Y recuerda que la cara es diferente al resto del cuerpo y por tanto, necesita productos distintos.reafirmar piel colgante

Cuidate, mímate y conseguirás tus objetivos

Para acabar, quiero recordarte que lo principal a la hora de enfrentarte a cualquier cambio o mejora es saber que esto no será de un día para otro. Requerirá tiempo, paciencia y constancia.

No desistas en el camino y con nuestros consejos la flacidez se reducirá en gran medida.

Por supuesto, tómate esto como un camino en el cual eres libre para decidir por tí misma lo que te conviene en cada momento y no te sientas culpable si algún día no sigues todos los pasos a la perfección.

Pero si consigues modificar poco a poco tu rutina, notarás como la salud interna saldrá hacia el exterior y los cambios serán enormes.

Las dietas milagro no existen y los procesos son lentos pero conseguirás todo lo que deseas.

¿Listo para lucir un cuerpo tonificado este verano?