celulitis infecciosa tratamiento

Es probable que nunca hayas escuchado hablar (o muy poco) sobre la celulitis infecciosa, sin embargo, es importante conocer algunos aspectos sobre esta enfermedad, aunque las posibilidades de padecerla son escasas.

Lo primero que has de saber es que esta enfermedad daña la epidermis y las capas más profundas de la piel y puede causar fiebre, hinchazón y enrojecimiento.

Pero empecemos por el principio.

¿Qué es la celulitis infecciosa?

Es una infección bacteriana de la epidermis y los tejidos más profundos subcutáneos ubicados debajo de la piel.

Habitualmente son comunes las bacterias Staphylococcus aureus (estafilococo dorado) y el estreptococo beta-hemolítico del grupo A.

Usualmente las bacterias penetran en la piel a través de heridas y se extiende de manera rápida a las capas inferiores, pudiendo causar fiebre, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad al tacto.

Este tipo de infección causado por bacterias, no está relacionada con la celulitis normal que causa piel de naranja y puede presentarse en un área determinada del cuerpo para luego propagarse a otras partes. Si bien no es contagiosa, es indispensable el tratamiento urgente.


¿Cuál es la causa de la celulitis infecciosa?

La causa de este padecimiento es una infección producida por estreptococos o estafilococos, la cual se desarrolla al estar en contacto con objetos, animales o personas contaminadas con las bacterias, que ingresan a la piel a través de las diferentes capas.

En caso de que no penetren en las capas subcutáneas, no desarrollará la infección y solo serás portador de bacterias.

Aunque no es fácil que las bacterias atraviesen las capas cutáneas, existen condiciones específicas que propician la infección, tales como el sistema inmunológico deprimido, las heridas superficiales, las picaduras de insectos, las patologías vasculares periféricas y las úlceras.

celulitis infecciosa síntomas

Por otra parte, estudios clínicos alertan sobre la posibilidad de que algunos hongos puedan ser responsables de este tipo de infecciones.

Una vez que las bacterias ingresan en el organismo y se alojan bajo la piel, se dividen y se extienden de manera transversal y longitudinal, generalizando la infección y requiriendo un tratamiento inmediato.

Si bien puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, es habitual de las piernas, los tobillos, los pechos, la cara o, en algunas ocasiones e incluso los ojos.

En el momento en el que el microorganismo ha contaminado la piel, este comienza a dividirse y a proliferar sin control por sus distintas capas de manera transversal y longitudinal, aumentando el efecto de los síntomas y volviendo una urgencia la necesidad de aplicar un tratamiento.


¿Cuáles son los síntomas de la celulitis infecciosa?

Por ser una infección, puede producir escalofríos, sudores y fiebre debido a que el sistema inmune intenta erradicar las bacterias.

Asimismo, puede producir inflamación o irritación ya que el organismo libera sustancias para protegerse de las bacterias que producen este efecto. De la misma manera pueden presentarse erupciones, que dependerán en forma y tamaño del grado de infección.

En la medida que la infección avanza provoca el endurecimiento de la piel, muestra de la guerra entre el sistema inmunológico y las bacterias.

celulitis infecciosa complicaciones

Además, puede producirse retención de líquidos debido a que las bacterias interfieren en la correcta circulación de los mismos.

Otros síntomas habituales de esta enfermedad es la rigidez articular y la pérdida de vellos en el área afectada, aunque con menos frecuencia.


¿A quién afecta la celulitis infecciosa?

Esta infección es bastante común y puede llegar a ser muy peligrosa en personas con un sistema inmune débil, así como en personas que padecen diabetes.

Usualmente comienza en pequeñas zonas de la piel, evidenciándose su aparición con enrojecimiento e hinchazón del área.

En ocasiones comienza con una llaga expuesta, mientras que otras veces no existe ruptura o no se aprecia a simple vista, pero que sin embargo puede propagarse fácilmente.

Generalmente es necesario tener contacto físico con las bacterias para contraer la infección y su contagio amerita la evaluación por parte de un médico especialista que permita controlar oportunamente la propagación de la infección.

Por lo cual, si sospechas que puedes tener este tipo de infección, de ninguna manera recurras a la automedicación, y acude de manera inmediata a tu médico de confianza, ya que puede confundirse con la foliculitis y que no solo daña la epidermis sino que se extiende a las capas más profundas de la piel.


¿Cómo se realiza el diagnóstico de la celulitis infecciosa?

El diagnostico de esta infección es realizado por el médico especialista previa exploración física y alguno exámenes clínicos para determinar si es de origen bacteriano o infeccioso.

Mediante esta exploración física se evalúan los síntomas como el enrojecimiento y las irritaciones, y con certeza se indicará la realización de un hemocultivo que permite determinar cuál es la bacteria presente a fin de seleccionar el medicamento que no sea resistente a la bacteria.


¿Cuál es el tratamiento de la celulitis infecciosa?

Como cualquier infección, el tratamiento consiste en la ingesta de antibióticos por vía oral por un periodo de una o dos semanas, dependiendo de la indicación médica.

Si bien es cierto que muchas personas prefieren elegir métodos naturales, no es lo más recomendable. Sin embargo si prefiere una alternativa naturista, lo más adecuado es consultarlo con su médico.

Adicionalmente, es posible que el médico tratante indique algún analgésico como Paracetamol o Dipirona, a fin de disminuir los síntomas durante el tratamiento.

En caso de que la infección no ceda con antibióticos orales, es posible recurrir a antibióticos por vía endovenosa para evitar la propagación de la infección a otras partes del organismo.

Una vez culminado el tratamiento, se requiere la observación por parte del médico especialista a fin de realizar seguimiento del caso y determinar si la infección se redujo o si por el contrario se extendió.


¿Cómo se puede prevenir la celulitis infecciosa?

Para prevenir este tipo de infección es importante:

  • Que mantengas la piel limpia,
  • Evitar la acumulación de suciedades en las que puedan estar presente las bacterias
  • Y limpiar las heridas que tengas en la piel aunque sean pequeñas.

Además, es recomendable mantener una alimentación adecuada y proteger la piel de agresiones físicas, como por ejemplo, rascarse fuertemente.

Es importante que cuides tu piel y la mantengas hidratada con productos adecuados.

Finalmente, en caso de presentar algún síntoma, acude de manera inmediata a un especialista para que realice el diagnóstico y tratamiento posterior.


¿Qué complicaciones pueden surgir de la celulitis infecciosa?

Como todas las infecciones, no actuar a tiempo puede provocar complicaciones severas como la septicemia, que es la infección global del organismo, pudiendo incluso llevar a la muerte del paciente en caso de no ser tratada.

Por lo antes expuesto, es de vital importancia conocer los síntomas a fin de estar alerta y poder actuar de manera inmediata ante la sospecha de una celulitis infecciosa, así como tomar las medidas preventivas en caso de tener lesiones en la piel para evitar complicaciones posteriores.

Celulitis infecciosa: qué es, tratamiento, causas y síntomas, complicaciones y características principales
4.7 (93.95%) 43 votes