tratamientos para la celulitis

Tener celulitis y querer ponerle punto final es una realidad común a  un elevadísimo número de mujeres que buscan cada día soluciones eficaces para la temida piel de naranja.

Lo ideal es no dejarse llevar por la publicidad de los muchos tratamientos anticelulíticos que se anuncian en todo tipo de medios y contar con información veraz para atajar este antiestético problema.

¿Cuál es el mejor tratamiento para eliminar la celulitis?

Resulta fundamental conocer el dato de que los tratamientos para la celulitis difícilmente van a ser definitivos, lo cual en absoluto quiere decir que no funcionen. De hecho, funcionan y logran mejoras, si bien las mismas no suelen ser definitivas, por lo que la lucha contra este problema ha de ser constante.

La dieta: un tratamiento casero para la celulitis

La dieta supone, como no podría ser de otra manera, el primer tratamiento contra la celulitis. No en vano, una adecuada dieta va a servir para la apreciación de  ciertos resultados, algunos de los cuales son bastante buenos, siempre que dicha dieta se comience en las primeras fases de la aparición de la celulitis.

Ahora bien, alcanzadas las segunda y tercera fases de la celulitis, la dieta dejará de ser suficiente para afrontar la resolución del problema y será esencial acudir a soluciones más profundas.

Básicamente, la dieta se basa en la toma de diuréticos y una cantidad de proteínas mayor. De esta manera se consigue que los adipocitos no engorden en exceso, así como que haya cierta fluidez en la circulación de los líquidos.

La principal ventaja de la dieta como tratamiento anticelulítico eficaz es que está al alcance de cualquier persona, mientras que su principal desventaja es que las personas delgadas no pueden seguirla, pues no les conviene perder peso.

El ejercicio: un tratamiento natural para la celulitis

El segundo tratamiento natural anticelulitis lo constituyen los ejercicios para acabar con tan extendido problema. Aunque existen multitud de estos ejercicios que aseguran solucionar la celulitis, lo cierto es que no es sencillo.

Como es lógico, las personas con actividad que observan hábitos de vida poco sedentarios, tienen parte del camino recorrido, sobre todo si la celulitis se encuentra en su primera fase.

La principal ventaja del ejercicio como tratamiento anticelulítico efectivo es la mejora de la apariencia al mismo tiempo que se tonifican los músculos, mientras que su principal desventaja es que no todas las personas disponen de un rato al día que poder dedicar a la realización de dicha actividad física.

Los mejores tratamientos anticelulíticos del mercado

tratamientos anticeluliticos

Entre los tratamientos para la celulitis que gozan de mejor fama en el mercado se encuentran:

Mesoterapia

La mesoterapia corporal como tratamiento para la celulitis es una técnica que consiste en la administración de cantidades pequeñas de fármacos y de productos homeopáticos bajo la piel, a través de inyecciones que resuelven los problemas que se derivan de la celulitis. Las concretas sustancias que se inyectan quedan a discreción del especialista, según el fin a conseguir y la zona a tratar.

Electroestimulación

La electroestimulación es un tratamiento para la celulitis basado en la aplicación de pequeñas descargas eléctricas en la zona a tratar con el objetivo de que músculos  y  células grasas subcutáneas se oxigenen, facilitando tanto el drenaje de líquidos como del exceso de grasas.

Carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento contra la celulitis que consiste en la infiltración se CO2 de modo subcutáneo, obteniendo resultados muy localizados en las zonas con celulitis a tratar. Este gas estéril se administra a través de una aguja muy fina que se encarga de dispensar la dosis exacta de CO2 a la paciente.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una técnica que supone un plus de eficacia para obtener los mejores resultados a la hora de decir adiós a la celulitis. Se basa en que la generación de un campo eléctrico, en el que se produce un cambio de positivo a negativo, a su vez genera calor.

Drenaje linfático

El drenaje linfático es una técnica que sirve para poner fin a una serie de problemas de salud entre los que destacan la celulitis, la retención de líquidos y la flacidez.

Su funcionamiento consiste en restablecer la correcta circulación, de forma que  logra la mejora de aspectos tales como la retención de líquidos o el sobrepeso. Existen dos tipos de drenajes linfáticos: mediante masajes o manual y mediante aparatos y maquinarias.

Parches anticelulíticos

Los parches anticelulíticos son un producto asequible y fácil de utilizar.  Lo habitual es que se coloquen en aquellas partes del cuerpo afectadas por la celulitis y se dejen actuar.

Una vez hayan entrado en contacto con la piel, abren los poros, permitiendo que las sustancias de las que están compuestos (alga fucus, carnitina y cafeína) penetren en las capas internas de la piel, desplegando su efecto liporeductor y reduciendo el tamaño de los adipocitos.

¿Qué precios tienen los tratamientos para  la celulitis?

Los precios de los tratamientos anticelulíticos varían en función de la técnica escogida así como de otros factores, entre los que sobresalen:

  • El área geográfica (a mayor poder adquisitivo, precios más altos),
  • El prestigio de la clínica y del especialista en cuestión,
  • Los servicios extra que pueden ser contratados (como planes de dieta, de ejercicios, servicios de enfermería o de apoyo psicológico)
  • Y el número de sesiones precisadas por la paciente (cuanto más sesiones hayan de realizarse, menor será el precio de cada sesión unitaria).
¿Cuáles son los mejores tratamientos para la celulitis y qué precios tienen?
4.7 (93.06%) 49 votes